EL ROBO

No esperaba ese panorama, había imaginado a un par de solitarios deambulando por los pasillos y nada más, pero apenas se podía caminar. En la barra pidió una cerveza y el cerebro se le embotó de preguntas: ¿Qué hacía ahí? ¿Para qué había manejado 35 kilómetros gastando combustible y tiempo? ¿Por qué no estaba trabajando si pronto vendría el resumen de la tarjeta de crédito? Las tragamonedas parecían decirle “tirate una chance, en una de esas te salvás”. Acarició el vuelto que le dio el barman. A pocos metros descansaba el frasco con las propinas. Poco a poco fue acercando la banqueta y se puso a estudiar los movimientos del empleado: estaba solo, preparar los tragos lo mantenía ocupado, no había forma de que pudiera poner un ojo en el frasco cuando atendía el ala derecha. Luego de ensayar el movimiento, se decidió. Manoteó uno de los billetes y lo guardó en el bolsillo. Con el corazón acelerado, fue hasta el baño. Jamás había robado en su vida, ni siquiera un caramelo. Metido en el cubículo, sintió las gotas de transpiración en la frente. Se lavó la cara y salió. Lo mejor, pensó, sería jugarse los diez pesos cuanto antes. La ficha la consiguió rápido, pero tuvo que dar varias vueltas hasta encontrar una máquina libre. La puso en la ranura: a todo o nada. Si la cosa salía mal, podía pararse en la fila de taxis y levantar un pasajero. Pero ahora no era momento de pensar, se recriminó sacudiendo la cabeza para liberarse de los malos presagios. Tenía que concentrarse en recibir a la buena suerte. La palanca parecía guiñarle un ojo: adelante, haz fuerza de brazo y que la rueda de la fortuna empiece a girar. Sus pupilas absortas siguieron el incesante vaivén de las cartas electrónicas. Cayó un joker, una banana y, cuando estaba por establecerse otro joker en la tercera hilera, un manotón lo obligó a darse vuelta. Debajo del saco, el moreno le mostró una treinta y ocho; a su lado, un hombre bajito, pelado y con bigote fino, se relamía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s