Felicidad

Llevo dos años

atrapado en la felicidad

así no hay quien escriba

una línea buena

se apagan los incendios

en la mano de mi hija mayor

la muerte baja la cabeza

asoman pájaros tan alegres como el río

y cuando quiero arruinarlo todo

sentándome frente al teclado

aparece mi hija menor

en los brazos de la nueva felicidad

la literatura tendrá que seguir siendo

esa amante paciente

que toma whisky

los días de lluvia

en el desierto de los cigarrillos

posmodernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s