La mecha de la vida

eres libres con pensamientos livianos

eres esclavo ante todo halago

eres humilde en verano

solías ser un fuego los inviernos desvelados

la mecha encendida

corre detrás del venado

las cenizas por el campo se esparcen

y aterrizan con vientos huracanados

los años acumulados malgastados

recuerdan que la dicha es solo momentánea

pero lo que fuiste puede ser eterno

si le pones un sombrero con alero

a lo ciegos, a los enfermos

a los que amaste con desvelo

volver al ruedo

no lo creo

quedan pocos encuentros

y muchos entierros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s